free web hosting | free website | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

CIRCUITO SUR
PRESENTA
Dr. Osvaldo Dorticós Torrado. Segundo presidente de la etapa comunista de Cuba.
Otro oscuro caso donde el régimen dice se suicidó.

 


Historia concisa.

El Dr. en leyes Osvaldo Dorticós Torrado, quien nació en el año 1919; desde muy joven en su ciudad natal Cienfuegos, mostraba grandes simpatías por el sistema comunista implantado en Rusia, y con el tiempo ingresó en las filas del Partido Socialista Popular, que así para confundir los marxista le pusieron a su Partido Comunista de Cuba.

Osvaldo Dorticos Torrado

Manuel Urrutia Lleo, y el Tirano de pie

Al triunfar la revolución encabeza por el actual tirano en enero de 1959, el déspota para engañar a la población y a la opinión publica internacional, nombra como presidente de Cuba al Dr. Manuel Urrutia Lleó. El Dr. Urrutia tenía una gran estima en ciertos sectores revolucionario democráticos, lo cual avaló después a los pocos meses de su presidencia, al no firmar determinadas leyes totalitarias, y denunciando el camino comunista de la revolución, hecho que le costó exilarse en una embajada con su familia para salvar la vida.

Pues bien, el 17 de julio de ese año de 1959, el déspota nombra a Osvaldo Dorticós presidente de Cuba, quien desempeñaba el cargo de Ministro de Leyes, y al que tiempo después el pueblo llamó - cucharita -, pues seguía siendo un hombre oscuro, sin ningún brillo político, lo cual era lo que quería el tirano, tener un sumiso en la presidencia y a su alrededor, para desarrollar sus planes de perpetuarse de por vida en el poder.

Como presidente, Dorticós firma todas las leyes que implicaban fusilamientos inmediatos, y de robos, y despojos de propiedades que le indicaba su amo el Primer Ministro, función que se había asignado el Tirano.

Siguen corriendo los meses, y ya la comunización de Cuba era un hecho. En el año 1976, el egocentrismo del déspota decide que debe nombrase presidente de Cuba, y envía a Dorticós al Ministerio de Economía. Sobre el ego del Tirano (culto a la personalidad), no es necesario elaborar, pues super conocido que la única figura que aparecía constantemente en la prensa nacional, grandes vallas anunciadores en las carreteras, y ciudades, en empresas, etc., etc., era, y es la de el dictador hasta la presente fecha

En esta nueva posición, Dorticós sigue siendo la deslucida figura de siempre. A finales de junio de 1983, en un escueto comunicado, el régimen anuncia que Osvaldo Dorticós Torrado se había suicidado de un disparo en la cabeza. En dicha escueta nota difundida por Prensa Latina (Agencia de prensa cubana internacional), el régimen daba a conocer que Osvaldo Dorticós sufría la reciente muerte de su esposa, y padecía de fuertes dolores en la espalda, lo cual motivó tomara dicha acción.

Hasta aquí, aunque no es noticia que una persona se suicide, pues ocurre a diario alrededor del mundo, pero en el caso de los países comunista, es conocido que destacadas figuras de su sistema marxista son purgadas por ese medio, cuando no se quiere exteriorizar un escándalo noticioso, y Cuba no ha sido la excepción.

Recordemos que el primer suicidio raro, fue el del Comandante de la revolución Félix Lugerio Pena (1959), quien presidió el tribunal que exoneró a los aviadores en Santiago de Cuba, y al poco tiempo apareció muerto de un disparo (ver historias Individuales Pena, Félix Lugerio). Otros casos donde todo indica dirigentes de la revolución fueron purgados por suicidio, ahorcamiento, o simplemente muerte inducida clínicamente, por señalar algunos, es el de Haydee Santamaría Cuadrado; el del Ministro del Interior José Abrahante Fernández; el del Comandante Cesar Paez, entre otros; esto es sin citar las misteriosa desaparición del Comandante Camilo Cienfuegos, y la muerte a tiros de uno de sus lugartenientes; o el paquete contra el héroe de la revolución y de Angola, General Arnaldo Ochoa, a quien lo fusilan aparentemente por sus ideas, o por estar en una reunión donde se hicieron comentarios sobre la Perestroika. Todos estos casos y otros, en Historias Individuales).

Raul Castro

Pues bien, de acuerdo a testigos, horas antes de su "suicidio", vieron a Dorticós por última vez entrar a las oficinas de Raúl Castro.

Las preguntas: ¿Si estaba con tantos dolores, que lo indujo a salir de su residencia?; ¿Por que si tenia esos fuertes dolores físicos, no se había, o lo habían retirado plenamente?, pues una persona en ese estado que lo presenta el régimen, no podía ejercer bien ninguna función de trabajo, o para consultas.

¿Con quien se iba ha reunir ese día? ¿Será cierto que ese mencionado día, la misteriosa reunión era con Raúl Castro, y que estaba presente Tony de la Guardia.
Por que no dejó una nota de su puño y letra (por supuesto, verificable por peritos independientes), aduciendo las razones de tal paso de suicidio; puesto que él sabia que iba ser un golpe, objeto de especulaciones para su "amada revolución comunista".
Por que después de hacer el régimen una despedida con honores en su velorio, y entierro (viernes 24 de junio 1983), pues le hicieron guardia de honor, y cerraron varias calles de La Habana, a partir de ahí no mencionaron nunca mas a Dorticós, de acuerdo al supremo nivel de gobierno que tenia.

¿Acaso será cierto que desde hacia algún tiempo de su anunciado suicidio, tenia ciertas ideas revisionistas?

Estas y otras preguntas, se desprenden de este otro raro suicidio dentro de la revolución, del que fuera segundo presidente de esta nefasta etapa comunista de Cuba.

  Regresar directorio esta página -------------- Ir al Menú CS